Rosh Hashaná es el año nuevo judío, una fiesta de otoño que llama tanto a la alegría como a una introspección seria.

Según la tradición judía, Rosh Hashaná es el cumpleaños del mundo. Rosh Hashaná es seguido, diez días más tarde, por Iom Kipur. Juntas, estas dos celebraciones se llaman las “Altas Fiestas”.

Los días festivos y el tiempo entre ellos son conocidos como “Los diez días de arrepentimiento”. El tema principal de Iom Kipur es el arrepentimiento. Desde el comienzo hasta el final de estas celebraciones, la intención es que pensemos en la posibilidad de un cambio positivo en nuestras vidas y que reparemos los daños hacia los demás.